aldeamayorclub

Garza Espátula

Nueva especie que ha elegido nuestro campo para estar una temporada, esperemos que sea larga .

La espátula común (Platalea leucorodia)2 es una especie de avepelecaniforme de la familia Threskiornithidae, propia de Eurasia y África. Es un ave acuática zancuda de gran tamaño, de plumaje principalmente blanco, que se caracteriza por la forma de su pico: largo y aplanado con un ensanchamento romo en la punta, al que debe su nombre común actual. Sin embargo, durante la Edad Media y el Renacimiento se la conocía con el nombre de averramía.

Descripción: La espátula común se clasifica con todas las demás especies de espátulas en el género Platalea, perteneciente a la familia Threskiornithidae. La familia Threskiornithidae está compuesta por dos subfamilias: la subfamilia de las espátulas (Plateinae) y la de los ibis (Threskiornithinae). A su vez, la familia Threskiornithidae se clasifica en el ordenPelecaniformes, junto a otras cuatro familias de aves acuáticas: Pelecanidae (pelícanos), Ardeidae (garzas), Balaenicipitidae (picozapato) y Scopidae (ave martillo). Las espátulas son aves zancudas acuáticas de picos largos, planos y espatulados, los cuales usan para pescar en aguas poco profundas.

Distribución y Hábitat: Es una especie paleártica de amplia distribución. Cría desde España y el Reino Unido hasta Japón. También cría en algunas zonas del norte de África. En Europa solo hay poblaciones de tamaño considerable en Holanda, España, Austria, Hungría y Grecia y el Cáusaco, pero la mayoría se extiende por las zonas templadas de Asia. La mayoría de las poblaciones migran en invierno a zonas tropicales y subtropicales. Las espátulas que crían en Europa viajan principalmente a África, a los humedales de las zonas justo al sur del Sáhara; aunque un gran número de estas aves pasan el invierno en los estuarios de los ríos Souss y Massa, en Marruecos, y algunas se quedan en las zonas más cálidas de sus zonas de cría. Las poblaciones de Ásia en cambio pasan el invierno principalmente en el subcontinente indio y el sur de China.

En España es posible verla en su paso migratorio en diversas zonas costeras,1 además de en su única una población residente todo el año en Doñana.] También pasa el invierno en río Guadalhorce, el delta del Ebro y algunos ejemplares en las lagunas de Villafáfila, Zamora.Es escasa en Canarias.

Habita en zonas de pantanos, lagos de aguas poco profundas y salinas. Las espátulas prefieren vivir en humedales extensos de aguas someras, con grandes barrizales o bancos de arena; pero pueden vivir en cualquier tipo de pantano, marisma, río, lago, zona inundable o manglar, ya sean de agua dulce o salobre, o aguas negras; especialmente en aquellos en los que haya islas o vegetación emergente, como cañaverales o árboles y arbustos diseminados (especialemente de los géneros Salix, Quercus y Populus). En invierno las espátulas también pueden frecuentar hábitats marinos resguardados como los deltas, estuarios, rías y lagunas costeras.

Comportamiento: La mayoría de las poblaciones norteñas son totalmente migratorias, aunque solo se desplacen distancias cortas al sur, mientras que las poblaciones sureñas son sedentarias, dispersivas o parcialmente migratorias. Fuera de la época de cría las espátulas buscan alimento en solitario o pequeños grupos de hasta 100 individuos. La migración generalmente también se produce en bandadas del orden del centenar de espátulas. Su periodo de actividad se produce principalmente durante las mañanas y los atardeceres (aunque en las zonas costeras se alimenta siguiendo los ritmos de las mareas). Suelen dormir comunalmente en lugares que pueden llegar hasta a 15 km de sus áreas de alimentación.

Alimentación: Su dieta se compone de insectos acuáticos, moluscos, crustáceos, ranas, renacuajos, tritones, gusanos, sanguijuelas, y peces pequeños, de hasta 10–15 cm de largo. También come algas y pequeños fragmentos de plantas acuáticas (aunque posiblemente los ingiera accidentalmente junto a la materia animal)

Reproducción: En en Paleártico, la especie cría en primavera, a partir de abril, pero en las zonas subtropicales de su área de distribución la reproducción coincide con la época de lluvias. Normalmente cría en colonias compuestas solo por espátulas, o bien en pequeños grupos de su especie dentro de colonias mixtas con otras aves acuáticas, como garzas, garcetas o cormoranes. Su nido consiste en una plataforma de ramitas y demás vegetación amontonada, que pueden construir tanto en el suelo de los islotes de lagos y ríos, como sobre la vegetación, bien en los lechos densos de juncos, o los arbustos, manglares o árboles de hoja caduca de hasta 5 m de altura. En las colonias los nidos vecinos generalmente están bastante cerca, a no más de uno o dos metros de distancia. Las colonias de cría normalmente se sitúan a unos 10–15 km de las área de alimentación, y a veces más cerca, aunque las espátulas pueden llegar a alimentarse hasta a 35–40 km de distancia.

Conservación: La principal amenaza de la espátula común es la destrucción de su hábitat, como la desecación de los humedales y su degradación a causa de la contaminación. La espátula se ve afectada especialmente por la desaparición de los carrizales. En Grecia la sobrepesca y las perturvaciones del hábitat causaron un gran declive de la población, además de la antigua práctica de explotar sus huevos y polluelos para comérselos.

Zampullín común

El Zampullín Común, llamado también Zampullín Chico, es el más pequeño de nuestros somormujos y está extendido por todas las aguas interiores. Cría en charcas, lagunas, remansos y algunas veces en parques de ciudades. En verano, la mancha clara en la cara del ave es un buen detalle para su identificación. El macho tiene el mentón negro y las mejillas, cuello y pecho, castaño-rojizo; en invierno, el mentón es blanco y pardas las áreas castañas.

Como todos de esta familia, podicipedidae, el Zampullín Común tiene un vuelo raso y recto, con el cuello estirado, manteniéndolo más bien por debajo del nivel del cuerpo, y con las patas colgándole detrás. Despega del agua con chapoteo y nada y se sumerge sin dificultad. En tierra es un ave torpe, saliendo a ella lo menos posible. Los pollos, que casi nadan al nacer, trepan al dorso de los padres, ocultándose allí en respuesta a la nota de alarma «uit-uit».

Identificación: Es el más pequeño de los zampullines ibéricos y el único que carece de adornos cefálicos durante todo el año. En verano, dorso pardo oscuro, con pecho, garganta y mejillas castaño rojizas y pequeña mancha pálida en la cara. Más claro en invierno, la hembra más apagada que el macho.

Nidificación y Reproducción: Ambos sexos construyen nido en una maraña flotante de hierbas, acuáticas, a veces asentados, o a veces anclados a la vegetación.

El cortejo del Zampullín Común se centra alrededor de un extraño «canto de amor» o más bien dúo de amor, pues macho y hembra se encaran uno con otro en el agua emitiendo ambos un canto relinchante. También hay algunas peleas y persecuciones y a veces el macho da a la hembra un simbólico presente de hierbas.

Pone de abril a junio de 4 a 6 huevos blancos, pronto manchados por la hierba. Incubación, unos 24 días, por ambos sexos. Los pollos son alimentados por ambos padres y son capaces de nadar casi al nacer. Suelen tener dos crías, a veces tres.

Alimentación: Pececillos, camarones, ninfas de libélulas, escarabajos acuáticos, otros insectos y moluscos de agua.

Hábitat: Aguas continentales.

Zorro

Vulpini, comunmente denominados zorros, zorras, raposos o raposas. Es una tribu de mamíferos carnívoros incluidos en la familia de los cánidos.

Actualmente están representados por unas 27 especies que se encuentran en casi todos los continentes, aunque la más extendida es el zorro rojo o zorro común (Vulpes vulpes), que habita en Europa y América del Norte. Otro ejemplo es el zorro polar, también conocido como zorro ártico.

DATOS DE LA ESPECIE

Longevidad: Entre 5 y 7 años en libertad y de 10 a 12 años en cautividad. Excepcionalmente puede alcanzar los 17 años en cautividad y los 12 años en libertad.

Celo: El zorro puede ser monógamo o polígamo. El celo, que tiene lugar de diciembre a febrero (se adelanta en latitudes más bajas), viene marcado por un período de receptividad de las hembras que dura entre 1 y 6 días, aunque puede llegar hasta 3 semanas. La cópula que tiene lugar en estos días receptivos dura unos 30 minutos.

Gestación: La gestación dura de 52 a 53 días.

Época de parto: Hacia marzo o abril, momento en que la hembra da a luz en el interior de una madriguera a la camada.

Parto: Una sola camada al año, en la que nacen de 1 a 8 cachorros, habitualmente de 4 a 6. La presencia de más de ocho cachorros en una misma camada suele deberse a la coincidencia en su interior de más de una camada de hembras diferentes.

Duración de la lactancia: Los zorreznos al nacer pesan unos 100 gramos y vienen completamente cubiertos de borra. No abren los ojos hasta los 8-12 días, y a las 4 ó 5 semanas salen del cubil.

Con 8 semanas ya pesan más de un kilo y presentan un pálido color crema. El destete tiene lugar hacia la novena semana cuando los zorreznos pesan 2-2,5 kgs. A las 7 ó 10 semanas abandonan por completo la madriguera. El cuidado de los cachorros corre a cargo principalmente de la madre, aunque ocasionalmente el macho u otra hembra pueden intervenir en sus cuidados.

La dispersión de los jóvenes zorros tiene lugar a finales de verano o principios de otoño. Los machos se dispersan en todos los casos, mientras que las hembras en ocasiones se quedan en el territorio donde nacieron (filopatria).

Madurez sexual: Con cinco meses pesan más de 3 kg y alcanzan la madurez sexual a los 9 ó 10 meses, pudiendo reproducirse en la temporada de cría siguiente a su nacimiento.

Alimentación: La capacidad del zorro para incluir cualquier tipo de alimento en su dieta le permite adaptarse a una gran diversidad de hábitats. Aunque su dieta también sufre variaciones geográficas de modo que hay gran densidad de zorros cerca de basureros urbanos y en zonas residenciales, son también importantes las variaciones estacionales. Por ejemplo, durante la época de mixomatosis el zorro se alimenta en gran parte de conejos, y en otoño-invierno suele consumir una gran cantidad de frutos. Considerándose al zorro como un animal omnívoro que se alimenta de insectos, huevos de ave, pollos, crías de diversos mamíferos, liebres, aves de hasta el tamaño de un ganso, desechos de origen humano, aunque en poblaciones naturales sobre todo se alimenta de ratones y otros micromamíferos (sobre todo en el norte peninsular), conejos (en el sur), bayas y frutos, de los que las uvas son su favoritos.

Hábitat: El zorro está presente en toda la superficie de la Península Ibérica, pero no vive en las Islas Baleares y Canarias. Su hábitat son principalmente las zonas boscosas, aunque también abunda en regiones abiertas e, incluso, en las proximidades de asentamientos humanos y basureros urbanos, de los que se alimenta.

Huellas: Las huellas del zorro son más pequeñas, más larga y ovalada que las del lobo y las del perro. Las uñas delanteras están muy afiladas y próximas entre si y se marcan muy bien, aun cuando pueden presentarse desgastadas en el animal como consecuencia de excavar en la tierra, por lo que no se marcan en este caso. Es característico en las huellas del zorro la separación entre las almohadillas delanteras y las posteriores, de tal manera que si trazamos una línea inmediatamente detrás de las delanteras, no tocará a las posteriores laterales.

Otro rasgo identificativo de la huella del zorro muy claro es que deja marcada una especie de X, en el espacio de contacto interdigital de los dedos y la almohadilla de la planta.

Dimorfismo sexual: El macho es ligeramente mayor que la hembra: un 15-20 %.

Enemigos naturales: En España sus principales enemigos son el águila real, el lobo y el lince; de hecho se ha constatado que donde hay linces es muy baja la población de zorros.

Polla de agua

La polla gris, polla de agua, pollona negra, gallareta, tiqui, taca-taca o gallineta (cuyo nombre científico es Gallinula chloropus) es un ave de la familia de las Rallidae que habita en regiones húmedas de casi todo el globo con la excepción de Oceanía y la Antártida.

Hábitat: Habita y se reproduce en ambientes de marisma, y en lagos con abundante vegetación. Generalmente es reservado, pero puede domesticarse. Las poblaciones en areas donde el agua se congela, como la parte sur de Canadá, parte norte de Estados Unidos, y el este de Europa, migran hacia climas más templados. A pesar de la pérdida de su hábitat, esta ave es aún común y muy distribuida ampliamente en Europa, Asia, África y América.

Descripción: Es una especie distintiva. Su coloración es en general de color gris pizarra, con la cabeza y cuello más oscuros y dos anchas líneas de color blanco en los flancos debajo de la cola. El pico es rojo, al igual que el escudo facial, y con la punta amarilla. Las extremidades inferiores son oliváceo-amarillentas, con una mancha roja en las rodillas. Los ejemplares más jóvenes son amarronados, y carecen del escudo facial.

Alimentación: Consume una amplia variedad de vegetales, y pequeñas criaturas acuáticas. Se alimentan sobre los espejos de agua, donde se reúnen en grupos que van desde la pareja hasta enormes bandadas de miles de ejemplares. Anidan habitualmente en época de lluvias.

Reproducción: En abril el macho y la hembra construyen el nido a orillas del estanque o sobre el agua entre la vegetación, a veces también en las ramas más bajas de los árboles con hierbas y otras plantas acuáticas. el nido es una cesta, con un techo, construido en la vegetación densa. Pone de 4 a 8 huevos, que son incubados durante aproximadamente tres semanas. Ambos padres incuban y alimentan al hijo.

La polla de agua vuela poco y por poco tiempo, con las patas colgando. Levanta vuelo después de correr por el agua.

Patos

La familia de los patos es compuesta de unos 100 miembros o especies. De acuerdo a sus características en común, los científicos han agrupado esta inmensa variedad en cuatro grupos o tribus. Antes se estudiaban en nueve tribus, debido a estudios recientes se considera más apropiada la clasificación que presentamos.

El ánade real o azulón (Anas platyrhynchos) es un pato de superficie del género anas, perteneciente al orden de los anseriformes y a la familia Anatidae. Común y muy extendido. Habita áreas de temperatura subtropical de Norte América, Europa y Asia. También frecuenta Centroamérica y el Caribe. Probablemente es el más conocido de todos los patos.

Descricpción:

El macho tiene la cabeza verde azulada, pico amarillo, pecho pardo o castaño, collar blanco, cuerpo gris y popa negra. La hembra de colores más apagados en pardo oscuro, se parece a otros patos (sobre todo al ánade friso), pero su mayor tamaño, el color anaranjado y oscuro en el pico y el espejuelo azul y blanco son característicos. Ambos sexos tienen espejuelos azul-morado.

Reproducción: En la época de cría la hembra pone de 3-12 huevos que eclosionarán al cabo de 15-27 días, la hembra cuida a sus crías en solitario. La cría es amarilla y marrón a manchas. Son casi independientes desde el primer día, se alimentan solos y en sólo 2-3 meses ya están totalmente preparados para volar.

Hábitat: Habita todo tipo de humedales (naturales o artificiales) independientemente de su extensión, profundidad y grado de humanización. Nidifica alejado de las zonas húmedas, en cultivos o baldíos. También puede criar en árboles. Ocupa perfectamente cauces fluviales.

Comportamiento: Es un ave muy gregaria, bastante arisca y desconfiada, que raramente permite el acercamiento a corta distancia, siendo normalmente el primer pato que huye ante la presencia humana. Se agrupa para sestear durante el día y por la noche se desplaza a los comederos. Su gran capacidad de adaptación y aprovechamiento de distintas fuentes de alimentos son las razones de su numerosa población, que crece cada año.

Ocas

Aunque frecuentemente subestimada, la inteligencia de los ánsares es innegable, y la historia de los del Capitolio sirve de testimonio.

Pero, en el caso del Ánsar Común, se trata más bien de una mezcla de prudencia, discernimiento y memoria. De esta manera, los cuarteles de invierno están rigurosamente delimitados. Uno de los más importantes se encuentra en Andalucía y los ánsares comunes llegan hasta allí después de atravesar Francia y gran parte de España, donde se ha podido establecer de manera precisa el trayecto de la migración.

Tanto en la época de cría como en la de invernada, el comportamiento de los ánsares salvajes es apasionante.

Se comunican por medio de graznidos, cuya entonación y ritmo están cargados de significados diversos. Estas aves cambian sin cesar sus impresiones y de esta manera deciden posarse aquí o allá, o cambiar de lugar de forrajeo.

Una parte apreciable de la población de ánsares comunes del centro de Europa llega a invernar a España, estableciendo sus cuarteles principalmente en las Marismas del Guadalquivir, donde gracias a los estudios realizados por la Estación Biológica de Doñana se sabe que allí se concentran más de 15.000 gansos.

DISTRIBUCIÓN: El Ánsar Común (Anser anser) es natural de Europa, norte de África y Asia. Cría al norte de Europa y Asia. En otoño migra hacia el sur llegando hasta el norte de la India, China y la costa europea y africana del Mediterráneo.

HÁBITAT: Durante el invierno se le ve en las marismas y los campos (cultivo, forraje de hierbas silvestres).

HÁBITOS: Gregario cuando no está criando, en invierno forma bandadas. Las bandadas del Ánsar Común se asocian con las del Ánsar Careto Grande (Anser albifrons).

REPRODUCCIÓN: No anida en España. Nido construido de brezo, hierba, musgo y otros materiales locales, en el suelo, cercano al agua. La hembra forma el nido con plumón, pone, desde final de abril a mayo, de 4 a 7 huevos blancos, frecuentemente manchados. La incubación, 27 ó 28 días, sólo por la hembra, mientras que el macho vigila a distancia.

Los pollos, criados por la pareja, dejan el nido a las pocas horas y comienza a volar después de unas 8 semanas.

ALIMENTACIÓN: En la alimentación se incluyen raíces, semillas y hierbas.

DESCRIPCIÓN: Este ánsar es un ave de buen tamaño. Los machos, que son algo más grande que las hembras, logran alcanzar un peso que sobrepasa los 4 Kg. con una envergadura en las alas de 1.5 metros. Dorso gris-castaño barrado, partes anteriores de las alas de color gris muy claro, pico anaranjado y patas rosáceas.

MUDA: Muda todas las plumas primarias a la misma vez, no puede volar hasta que no son reemplazadas.

Liebre

Reciben el nombre común de liebres al menos 35 especies pertenecientes a la familia Leporidae, siendo llamadas el resto "conejos" de forma común.

Tal división de Leporidae no es científica pues no responde a una realidad desde el punto de vista evolutivo, si no a observaciones sobre su aspecto y hábitos. Por lo general, se dice que las liebres son aquellos lagomorfos con las orejas y ojos más desarrollados, son más veloces en la carrera (algunas especies llegan a los 70 km/h), no construyen madrigueras sino simples encamamientos en hondonadas del terreno y paren crías provistas de pelo y con los ojos abiertos. No obstante, existen excepciones a algunas de estas reglas, como son por ejemplo los conejos del género Sylvilagus, que no construyen madrigueras como los conejos europeos pero que nadie considera liebres por el resto de razones.

Descripción: Por lo general las liebres son animales de silueta estilizada y patas traseras muy desarrolladas para la carrera. Las orejas, generalmente largas, varían en longitud de unas especies a otras, siendo mucho más largas y amplias en aquellos animales que viven en climas desérticos como la liebre de California (llamada popularmente jackrabbit en Estados Unidos), mientras que en los de climas polares, como la liebre ártica, éstas son proporcionalmente más pequeñas y se asemejan a las del conejo europeo.

En todas las especies el oído es un sentido hiperdesarrollado y probablemente el principal a la hora de detectar a los eventuales depredadores, aunque la vista y el olfato tampoco le van a la zaga. Al mínimo indicio de peligro, el animal inicia una frenética carrera que en algunas especies como la liebre europea incluye constantes cambios de sentido y rodeos con el objetivo de confundir al agresor.

La longitud y el color del pelo varía en cada especie, pero siempre tiene un objetivo como camuflaje. La liebre ártica o polar varía su color cada año, de pardo en primavera y verano a gris en otoño y blanco en invierno.

Alimentación: La dieta es completamente vegetariana, muy similar a la de los conejos.

Comportamiento: Las liebres son solitarias, aunque no les importa lo más mínimo la presencia de otros congéneres en los alrededores. Tan sólo se producen peleas durante la época de celo (variable según especies), que pueden llegar a ser hasta cierto punto cómicas en algunas especies. Las liebres europeas de sexo masculino apenas comen durante este periodo de tiempo (primavera) y pasan el día luchando con sus rivales, golpeándose con las patas delanteras en una especie de boxeo ritual. En Inglaterra, el dicho popular Estás más loco que una liebre en marzo tiene su origen en esta conducta.

Las hembras que no acceden a aparearse luchan con los pretendientes que rechazan de la misma manera en que estos se deshacen de sus competidores.

Reproducción: Lo que todas las liebres tienen en común entre sí es el hecho de parir crías muy precoces y ser especies muy prolíficas. Nacen entre 3 y 8 crías en cada parto y cada hembra pare de ordinario más de 4 camadas al año.

Especies: Los científicos han clasificado durante mucho tiempo en una sola especie a muchas liebres de Europa, Asia y África, bajo la denominación de liebre común (Lepus corsicanus). En la Península Ibérica se cuentan tres especies diferentes: Lepus europaeus en los Pirineos y zonas limítrofes, Lepus granatensis en el resto de la Península y Lepus castroviejoi en los montes de León. Las liebres de Norteamérica, en cambio, no han tenido estos problemas de clasificación confusa, y desde el principio fueron descritas en numerosas especies diferentes. El género más común en todo el mundo es Lepus, con 31 de las 35 especies conocidas como liebres.

Hábitat: Las liebres suelen habitar en zonas secas, sobretodo en zonas con mucho matorral. Las liebres viven en madrigueras (hoyos en la tierra) que hacen ellas, justo cuando se van a aparear. Las suelen hacer de 1m e incluso algunas hasta de 3m, después de que la hembra críe dejan la madriguera. Muchos machos la camuflan hasta que otra vez se aparea y otros las dejan o las entierran.

Viven en todos los continentes salvo Oceanía (aunque en Australia han sido introducidas en tiempos recientes) y la Antártida.

Las liebres son cazadas por multitud de mamíferos carnívoros y aves de presa, y son una especie cinegética para los hombres en todo el mundo. En algunas zonas, las liebres han sido transmisoras de la tularemia, una enfermedad infecciosa que también afecta a los humanos.

Garza Real

La garza real europea (Ardea cinerea) es un ave zancuda de las garzas en la familia Ardeidae, nativa de Europa y de Asia templada, incluso partes de Áfricay America. Es residente en el medio sur y el oeste, pero muchos migran en invierno del hielo de regiones más frías.

Es un ave grande, parada mide 9 a 10 dm de altura, con una envergadura de alas de 17 a 20 dm y un peso de 1 a 2 kg. Su plumaje es mayormente gris arriba, y algo blanco debajo. Los adultos tienen la cabeza blanca con un copete negro superciliar y una cresta delgada, en los juveniles toda la cabeza es gris. Tiene un pico fuerte rosa-amarillento, brillante cuando adultos. Tiene un vuelo lento, con su largo cuello retraído (forma de S). Cuando extiende su cuello, el pico semeja una cuchara. Esto es característico de las garzas y garcetas, y los distingue de las cigüeñas.

DESPLAZAMIENTOS: Las que viven al norte migran para invernar en zonas tropicales, algunas permanecen en Europa todo el año.

HÁBITAT: Habita en los márgenes de los depósitos de agua dulce, salobre y salada. Descansa posada en los árboles.

REPRODUCCIÓN: La pareja anida solitaria y en colonias. Demuestran preferencia por construir el nido sobre los árboles, pero en ciertos lugares lo hacen en las rocas, también entre la hierba alta a la orilla de los estanques y en la tierra. Cuando construyen un nido es muy rudimentario, entonces al año siguiente lo reconstruyen y le agregan más ramas, al cabo de varios años es una fortaleza.

De acuerdo a Sandars son una o dos nidadas al año. La nidada usual consiste de tres o cuatro, se le documenta hasta seis, huevos de color azul verdoso. Es posible que vuelvan a anidar si la primera nidada se pierde.

ALIMENTACIÓN: La alimentación consiste de prácticamente todo lo que logren atrapar; pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, insectos, vegetales, y la lista sigue. Perfora a la presa con el pico. Son activas durante las 24 horas del día. Es posible que cuando pesca se interne dentro del agua, siendo capaz de nadar por cortas distancias.

DESCRIPCIÓN: Esta es una de las garzas grandes. Ambos géneros son de apariencia similar. De longitud mide entre 90 y 98 cm. El pico mide unos 11 cm.

Como en otras garzas grandes tiene plumones en el pecho que se desintegran volviéndose polvo. Este polvo lo aplica con el pico en las plumas del resto del cuerpo cuando se acicala.

VUELO: Bate las alas lentamente. Mantiene el cuello curvado en forma de “S” y las patas rectas hacia atrás.

SONIDOS: Emite dos o tres chillidos diferentes, aun cuando está volando, que no son nada agradables al oído. Su llamada es un fuerte graznido "fraaank". Comportamiento: Crece en colonias, en árboles cerca de espejos de agua, o áreas inundables, y aún es capaz de anidar en juncales. Hace un nido compacto de ramitas.

Caza y come en aguas bajas, peces, ranas con su largo y afilado pico. Las garzas son capaces de coger pequeños mamíferos y pájaros. Frecuentemente espera que la presa se aquiete para atraparla, o puede lentamente cazar al acecho.

Gallipato

Algunas personas cuando ven un gallipato por primera vez, piensan que se trata de algún tipo de lagartija, por su aspecto estilizado y la presencia de cola y difícilmente lo relacionan con el mundo de los anfibios.

Identificación: Con una longitud que a veces alcanza los 30 cm desde el morro hasta la cola (incluso se han descrito ejemplares de 32 cm), nos encontramos ante el anfibio de mayor longitud de nuestro país y el segundo de toda Europa tras el proteo (salamandra cavernícola que vive en la zona de los Balcanes). Las medidas más habituales están en torno a los 15-20 cm.

La cabeza es ancha, comprimida y los ojos son pequeños, algo adelantados y prominentes, de color marrón o grisáceo y con pupilas redondas, negras. No tienen párpados. El hocico es bastante redondeado. En la garganta tiene un repliegue cutáneo a modo de collar que recibe el nombre de “pliegue gular”.

La piel es rugosa y está cubierta de multitud de pequeños tubérculos terminados en punta negra. La coloración es marrón, olivácea, aunque depende de las variables ecológicas (temperatura ambiental o del agua, color del entorno, luminosidad del momento, actividad del ejemplar, etc.) En la zona dorsal muestra unas manchas ovaladas y más oscuras que el tono general, que se hacen más patentes en el vientre, al ser éste más claro. En ambos costados podemos observar unas hileras de 7 a 11 tubérculos glandulares de color anaranjado o amarillento, por los que a veces sobresalen los extremos puntiagudos de las costillas.

La cola, bastante musculosa, es más larga que la cabeza y el cuerpo juntos, y está comprimida lateralmente. En su parte superior tiene una cresta que aparece más desarrollada durante la época del celo. Las extremidades posteriores tienen 5 dedos y son más largas que las anteriores, que tienen 4 dedos.

Los machos son más estilizados, tienen la cola y las patas más largas que las hembras y durante el celo desarrollan unas callosidades nupciales negruzcas en patas y brazos que facilitan el acoplamiento. Las hembras alcanzan mayores tamaños, con un tronco más engrosado.

Todas estas características nos permiten distinguir fácilmente al Gallipato del resto de los anfibios.

Larvas: Pueden confundirse fácilmente con las del tritón pigmeo, aunque alcanzan mayores tamaños que las de éste. En los periodos iniciales suelen ser translúcidas, haciéndose más opacas con el tiempo. Tienen los dedos bastante largos y las branquias muy desarrolladas, semejantes a unos plumeros. La cresta caudal comienza en el extremo posterior de la cabeza y no tienen al final de la cola los típicos lunares negros del tritón.

Hábitat: El gallipato es una especie de distribución ibero-magrebí, presente en gran parte de la península Ibérica y en el norte de Marruecos, habiéndose constatado leves diferencias genéticas entre las poblaciones situadas a ambos lados del Estrecho. Por el norte llega hasta las provincias de León, Burgos, Palencia y hasta Tarragona por el este. Escasea más conforme nos desplazamos en dirección sureste. En Andalucía aparece en todas las provincias excepto Almería, siendo mucho más abundante en la mitad occidental.

Ecología de la especie: Es una especie típicamente mediterránea, poco exigente en cuanto a las características del medio que ocupa, tanto terrestre como acuático. Lo podemos encontrar en zonas bien conservadas y también en otras bastante alteradas: lindes de cultivos no intensivos, pinares de repoblación, quejigales, encinares, adehesados o no, etc.

El gallipato lleva una vida principalmente nocturna y terrestre, y durante el día se oculta bajo piedras, troncos o cavidades subterráneas. En la fase acuática y en el celo puede ser muy activo durante las horas de luz.

Finalizado el verano, época en la que permanecen inactivos en sus refugios terrestres, y con la llegada de las primeras lluvias se dirigen a las zonas húmedas, que utilizarán para reproducirse. Originariamente usaban charcas naturales y zonas remansadas de arroyos con poca corriente con o sin vegetación acuática. La progresiva alteración por parte del hombre de estos hábitats, les obliga hoy en día a buscar cualquier punto de agua que permita el desarrollo de las larvas, ya sea alberca, piscina, pozo o abrevadero para el ganado.

No son muy exigentes en cuanto a la calidad de las aguas y soportan un amplio gradiente de temperaturas, desde 0º a más de 20º C. El agua no debe estar necesariamente limpia y es abundante en zonas de gran turbidez por sedimentos en suspensión, donde no necesita su deficiente vista y se alimenta gracias al olfato. Asimismo tolera cierto grado de contaminación, sobre todo de nitrógeno proveniente del ganado, o incluso aguas salinas, en las que puede reproducirse sin problemas.

Los machos suelen llegar primero a los lugares de puesta, y si estos no tienen agua, porque las precipitaciones hayan sido escasas, permanecen escondidos en las inmediaciones a la espera de que haya la suficiente. El macho, tras reconocer a la hembra por su olor, se sitúa debajo de ella sujetándola con sus brazos y colocándosela a la espalda. En esta posición pueden permanecer varias horas e incluso días. A continuación suelta un brazo y se voltea, estimulando a la hembra y depositando en el suelo una serie de pequeñas bolsas (6 o 7) que contienen los espermatozoides. Estas bolsas se denominan “espermatóforos”. La hembra los recoge ayudándose con las patas y los introduce en su oviducto, momento en el cual se separan. Si existen muchos machos las cópulas pueden ser muy disputadas y en las trifulcas consiguientes algún macho ajeno puede depositar su propio espermatóforo cerca de la hembra de algún contrincante.

Tras uno o dos días la hembra comienza a poner los huevos, unos 150 las más jóvenes y más de 1300 las mayores. Al contactar con el agua se hinchan y alcanzan un centímetro de diámetro, siendo depositados en grupos o sueltos sobre las plantas u objetos del fondo de la charca. Al cabo de los días las charcas alcanzan una alta concentración de huevos que flotan sobre la superficie o cubren todos los objetos presentes en ellas, ramas, cardos caídos al agua e incluso basuras depositadas por algún desaprensivo. Pasadas dos semanas aparecen las pequeñas larvas, de apenas 1 cm. de longitud. Cuando son pequeñas se alimentan de plancton y conforme van creciendo se van haciendo cada vez más voraces, capturando invertebrados e incluso larvas de su misma especie o de otros anfibios. Su desarrollo depende de las condiciones físicas ambientales y meteorológicas del lugar, aunque por lo general pierden las branquias a los 4 meses, cuando miden hasta 7 u 8 cm. de longitud.

Los pequeños gallipatos abandonan el agua coincidiendo con las primeras lluvias otoñales, y van dispersándose por los alrededores de las charcas. En años húmedos pueden producirse auténticas explosiones demográficas. Esta situación se produjo en el año 1996 en una charca del municipio de Íllora. La cercanía de una carretera supuso la muerte de miles de subadultos que comenzaban su etapa terrestre. La madurez sexual la alcanzan a partir del año y medio y pueden vivir más de 20 años en cautividad. Alimentación: De pequeños invertebrados (lombrices, arañas, hormigas, escarabajos, etc.) a los que localizan mediante el olfato y por sus movimientos. Al igual que las larvas, los adultos son muy voraces, y se da el caso a veces de que intentan comerse el cebo colocado en los anzuelos, con el consiguiente disgusto del pescador afectado.

Sus principales enemigos naturales son las culebras de agua y algunas aves acuáticas como las garzas. Los peces introducidos (carpas, lucios) y el cangrejo americano, atacan principalmente a las puestas y a las larvas. Cuando se ve amenazado adopta una conducta defensiva, arqueando el cuerpo. También produce sustancias tóxicas a través de las glándulas de la piel, y lo más llamativo es que a voluntad, puede atravesar su piel con los extremos puntiagudos de sus costillas, provocando un doloroso pinchazo a aquel que intenta comérselo. Para el hombre es completamente inofensivo, y las únicas precauciones que debemos tomar si cogemos uno, es lavarnos posteriormente con abundante agua y jabón, no tocarnos la boca o los ojos y sobre todo tener cuidado de no pincharnos con sus punzantes costillas.

Fochas

Las fochas, según cuenta la leyenda, expulsaban a sus enemigos lanzándoles espuma a la cara; y la historia no está lejos de la realidad. Si un Aguilucho Lagunero o alguna otra rapaz pica sobre un bando de fochas, éstas chapotearán furiosamente hacia el carrizal más cercano levantando una nube de espuma mientras se sumergen rápidamente para ponerse a salvo.

Son aves agresivas, con un sentido territorial altamente desarrollado y muy dadas a luchas entre ellas. Prefieren masas de agua grandes y abiertas y a menudo crían en colonias poco apiñadas. Normalmente sólo lo hacen donde hay buena cubierta vegetal para los nidos. En España son comunes sobre todo en las Marismas del Guadalquivir, cuya población es seguramente la más importante del Mediterráneo.

Se reconocen fácilmente por un escudete frontal blanco, que contrasta con el negro del plumaje. En invierno se dispersan por grandes embalses y lagunas sin mucha vegetación; también se presentan en estuarios. En España recibe distintos nombres locales, aunque el más común es el de gallareta, extendido por toda Andalucía.

Identificación: Son un tipo de aves con plumajes oscuros, pico fuerte con escudete frontal ambos de color blanco. El cuerpo mide entre 36 y 42 cm de largo. Patas largas con dedos lobulados. Palustres, nadan bien pero tienen un vuelo débil. Pueden alcanzar facilmente los diez-doce años, y excepcionalmente se han comprobado edades muy superiores.

Nidificación: Ambos sexos construyen sólido nido de carrizos en aguas someras. El nido puede ser flotante o estar varado en ramas medio sumergidas. Pone, de enero a mayo, de 6 a 9 huevos ocráceos con puntos negros. Incubación, por la pareja, de 21 a 24 días. Los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido a los 3 ó 4 días, independizándose alrededor de las 8 semanas. Dos crías, a veces tres.

Alimentación: Tallos de carrizo , raíces de plantas acuáticas, granos y semillas, algunos pececillos, tritones, renacuajos, ninfas de libélulas y otros insectos acuáticos, a veces huevos y pollos de otras aves.

Hábitat: Marismas y zonas palustres. Vive en libertad en zonas húmedas como ríos, marjales, lagos, etc., de Europa, Asia, Oceanía y norte de Africa.

La focha común (Fulica atra) se encuentra en lagos, charcas y, en invierno, en bahías abrigadas. Fácilmente distinguibles por su plumaje negro excepto el escudete frontal y pico blanco, en ambos sexos. Su área de distribución abarca Europa, Asia, Oceanía y norte de Africa.

Comportamiento:Gregarias y compatibles con otras aves durante otoño e invierno, se vuelven territoriales y muy agresivas, en el periodo de celo y nidificación.

Enfermedades: Son unas aves muy resistentes y fuertes, poco propensas a contraer las enfermedades típicas de las aves acuáticas. Se ha descrito una malformación de las patas en los polluelos de origen congénito.

Correlimus menudo

El correlimos chico o correlimos menudo​ (Calidris minuta o Erolia minuta) es un pájaro limícola. Cría en el norte de Europa y Asia, y es una especie migratoria, que inverna en África y el sur de Asia. En ocasiones llega hasta Norteamérica y Australia. Es un ave gregaria en invierno, y a menudo forma grandes bandadas con otras especies de limícolas, especialmente el correlimos común, en marismas costeras o en las riberas de lagos y estanques de agua dulce.

La población de esta especie está asociada a la población de lemmings. En años de escasez de lemmings, aves predadoras como los págalos y los búhos nivales se alimentan de correlimos.

Su pequeño tamaño (12-14 cm de longitud, 28-32 cm de envergadura), su fino pico oscuro, patas oscuras y rápidos movimientos distinguen al correlimos chico entre otras especies de aves limícolas, salvo otros correlimos de patas oscuras. Se distingue de otras especies similares por su combinación de pico fino, y dedos no palmeados. Su canto característico es un agudo chiído.

El plumaje de los adultos durante la época de reproducción muestra una franja naranja en el vientre, la garganta de color blanco, y una franja blanca en forma de v en el lomo. Durante el invierno, su plumaje menos vistoso hace difícil su identificación. Los jóvenes de la especie muestran en el plumaje estrías claras y vientre rosado.

Esta especie anida en el suelo desnudo, donde deposita una puesta de entre 3 y 5 huevos. Es polígamo, y machos y hembras pueden incubar puestas separadas.

Como otras especies limícolas, la alimentación del correlimos chico consiste principalmente en los invertebrados acuáticos y marinos que caza en marismas y riberas de agua dulce.

Abubilla

(Upupa epops) es un ave del orden Coraciiformes, el mismo que el de los martines pescadores, los abejarucos, y las carracas.

Sin embargo, en la taxonomía de Sibley-Ahlquist, Upupa es separado como el orden Upupiformes, diferente de los Coraciiformes. El único miembro del nuevo orden sería Upupa epops, aunque esta especie tiene la subespecie U. e. africana a la que anteriormente se le daba a veces el estatus de especie. Una especie de abubilla gigante, Upupa antaios, vivía en la Isla Santa Helena pero se extinguió hace mucho tiempo.

Las abubillas habitan en Europa, Asia y África, incluyendo Madagascar. Durante el invierno, aquellas aves que habitan al norte del área de distribución migran hacia la parte sur tropical de la misma (las que habitan al sur no migran).

Es un pájaro insectívoro de plumaje pardo rosado, con las alas y la cola listadas de blanco y negro. Está dotado en la cabeza de un penacho de plumas eréctiles como un abanico, pero casi siempre lo mantiene cerrado. Miden de 25 a 29 cm de largo, con 44 a 48 cm de envergadura de alas. Son inconfundibles, especialmente por el vuelo errático que es como el de una mariposa gigante. Camina por el suelo como un estornino. Su canto es un trisilábico “up-up-up”, el cual le da origen a su nombre científico. Tienen un olor peculiar y desagradable.

Su hábitat es el campo abierto, cultivado, con pastos bajos o con parches desnudos. Pasan mucho tiempo en el suelo cazando insectos, y larvas, también suele escarbar en el estiércol en su búsqueda. Es un depredador natural de la procesionaria del pino. Su nido es una cavidad en un árbol o en un muro. Como en el de su pariente el martín pescador, tiende a contener copiosas cantidades de heces y huelen muy mal, lo que sirve de protección contra depredadores. Las abubillas hembras que anidan, cuando son asustadas por un intruso son capaces de dispararle a chorros un líquido pestilente que produce en su glándula oleosa . Tanto el ave como su nido suelen estar tan sucios que pueden ser localizados por el fétido olor que despiden.

En Aragón se la conoce popularmente con el nombre de borbute. En Canarias se la conoce como "apupu" o "tabobo"'. En la Comunidad Valenciana se le conoce con el nombre de "Palput" y se le asocia al pene masculino.

La abubilla en la cultura humana:

• Por su hermoso aspecto ha interesado al hombre desde el tiempo de los faraones.

• Su dieta y su fetidez deben haber sido de las razones por las que la abubilla se incluye en el Antiguo Testamento en la lista de aves no limpias (ver Levítico 11:19 y Deuteronomio 14:18).

• La abubilla aparece en la mitología griega. Una vez un hombre, Tereus fue transformado en una abubilla. El personaje aparece prominentemente en “El ave” de Aristófanes.

• En el Islam, la abubilla se asocia con el Rey Salomón (el Profeta Suleyman para los musulmanes), quien habla con los animales; ella le cuenta sobre la Reina de Saba y su magnífico reino (Corán 27:20-28).

• En la poesía clásica china, la abubilla se describe como un mensajero celestial que a menudo trae noticias sobre el advenimiento de la primavera. La abubilla es considerada auspiciosa en China gracias a su belleza única.

• Por otra parte, la palabra dupe, que en francés y en inglés significa “aquel que es fácilmente engañable”, o “engañar”, proviene del nombre de la abubilla en un dialecto del francés. Se aplica a las personas poco inteligentes, tal como se consideraba a esta ave.

• La abubilla es figura central en La Conferencia de las Aves, una de las obras principales de la literatura Sufí.

• Los habitantes de Palazuelos reciben el sobrenombre de "bubillos" por la abundancia de tan bello ave en su término.